sihuehuet2013site34001007.jpg
sihuehuet2013site34001005.jpg
sihuehuet2013site34001006.jpg
sihuehuet2013site34001005.jpg
Copyright (C) 2014 Luis A. Portillo

Resumen del libro Sihuehuet La Sihuanaba

 

Corría el año de 1937; a pesar de la tenue pero constante  llovizna, había sido un buen día de negocias para Don Bernabé, sin embargo la tarde avanzaba apresuradamente y se volvía gris, solitariamente gris, y mientras el pequeño mercado enclavado en las llanuras del ya desolado pueblo de Comacarán, oscurecía cada vez.

 

Don Bernabé decide recoger su venta, la cual está compuesta en su mayoría por camisas y colchas tejidas originalmente con magníficos bordados hechos a mano por indígenas guatemaltecos, y ahora revendidos por Don Bernabé mientras recorre montado en su carreta jalada por Jaraguá quien es no sólo su caballo sino su mejor amigo.

 

Pero a pesar de las temerosas advertencias de evitar las montañas por la noche, Don Bernabé decide viajar a su pueblo con su familia que vive al otro lado de las sombrías montañas.

 

La Sihuanaba

 

Así con la oscuridad muy próxima, él emprende el largo viaje por el boscoso camino, y mientras avanza hacia la montaña los árboles poco a poco cierran la vereda, y con recelo vuelve sus ojos al pequeño pueblo que ya desaparece en la lejanía y sólo unas tenues luces se ven en la oscura tarde. 

 

Un lejano y profundo rugido en las entrañas de la arboleda interrumpe el monótono ruido de las ruedas de la carreta y despertó intranquilidad en Don Bernabé, Jaraguá relinchó y se detuvo abrutadamente, un pesado silencio se derrumbó sobre ellos, la mudez era absoluta mientras los dos contemplaban con curiosidad el origen de aquel perturbador rugido; la noche ya los habla envuelto totalmente y la oscuridad los rodeaba sin escape.

 

A pesar de las dominantes y espesas tinieblas, Don Bernabé descubrió un manso sonido de agua correr,  Jaraguá se inquietaba cada vez más, insólitamente la oscuridad se levantó poco a poco y un pequeño arroyo apareció frente a ellos.

Con asombro Don Bernabé bajó de la carreta, con cuidado se acercó a apaciguar al frenético Jaraguá mientras contemplaba con incertidumbre a su alrededor tratando de entender las extrañas circunstancias.

 

Poco después, mientras acariciaba a su ya quieto caballo, una tranquilidad hipnotizadora los envolvía; una femenina y confortante voz se escuchó entre los sonidos del arroyo, Don Bernabé volvió rápidamente y vio a una bella joven a la vereda del río, la joven sonrió, el temor en él ya no existía.

 

Ella levantó serenamente su mano ofreciéndosela a él, y serenamente como si lo conociera de toda la vida dijo: “-Hola Bernabé…”

 

Así comienza la espeluznante experiencia de la Sihuanaba...

sihuehuet2013site34001003.jpg
sihuehuet2013site34001002.jpg
sihuehuet2013site34001001.jpg
El Libro

Portada

Su Origen

La Sihuanaba
El Libro
Historias Similares
a1hatonuevo12c.jpg
sihuanabalogo1b.jpg
sihuehuet2013site34003001.jpg
email_libro2014_lasihuanaba.jpg